Sostiene Delegación de Bienestar encuentro con habitantes del poniente de la ciudad

«Hemos hecho un gran esfuerzo por que las cosas en el país cambien, que tengamos una ciudad distinta. Por tantos años luchamos por que tengamos más democracia, más igualdad y llevar a la población directamente un gobierno cercano, particularmente a quienes menos tienen»: Juan Carlos Loera de la Rosa.

El delegado de Programas para el Desarrollo del Gobierno Federal, Juan Carlos Loera de la Rosa, sostuvo un encuentro con habitantes del poniente de la ciudad en el centro comunitario Francisco I. Madero, ubicado en la colonia Felipe Ángeles, donde también supervisó la aplicación de programas sociales del Gobierno de México.

En el lugar se entrevistó con personas de la tercera edad que buscaban incorporarse al programa de Bienestar de las Personas Adultas Mayores, así como con madres de familia que fueron censadas para ser incorporadas al programa de Bienestar de las Niñas y Niños, Hijos de Madres Trabajadoras.

“Hemos hecho un gran esfuerzo porque las cosas en el país cambien, que tengamos una ciudad distinta. Por tantos años luchamos para tener más democracia, más igualdad y llevar a la población directamente un gobierno cercano, particularmente a quienes menos tienen”, indicó.

Entre las personas que sostuvieron un diálogo con el delegado federal se encuentra Martha Hernández, de 77 años de edad, quien planteó las difíciles condiciones por las que atraviesa su familia, agudizadas a raíz de la pandemia de coronavirus Covid-19.

“Me parece bien que vengan hasta la colonia, yo nada más tengo un hijo y somos tres en la casa. Mi hijo es el único que trabaja y ahorita ya anda más o menos enfermo, como está muy gordo”, señaló.

Indicó que cuenta con la pensión de Bienestar que le ayuda a contribuir en el gasto de su casa.

También Margarita Castro, de Jerez Zacatecas, con 34 años viviendo en Juárez y madre de dos hijos, señaló que su familia también está atravesando por situaciones económicas difíciles, ya que ella perdió su empleo en la industria al iniciar la contingencia actual.

“No estoy trabajando, me despidieron en la maquiladora por todo esto que está pasando, ya no podían sostenerse”, dijo.

Señaló que únicamente su esposo está trabajando, pero tiene dificultades para sostener a la familia.

“Tengo dos hijos, uno de 18 y otro de 15 años, no tiene becas ni nada, ya no va a la escuela porque tiene un problema de salud”, añadió.

Ambos casos, al igual que los de decenas de personas que acudieron al encuentro, recibieron la oportunidad de incorporarse a los programas para los que reúnen los requisitos que establecen las reglas de operación en cada caso.

Para ello, se instaló una mesa receptora de peticiones y trámites en la que también se formaron mujeres con hijos menores de 3 años que serán incorporadas al programa de Apoyo para el Bienestar de las Niñas y Niños, Hijos de Madres Trabajadoras, al igual que emprendedores que acudieron a gestionar tandas de Bienestar o microcréditos.

A la fecha, los Programas Integrales de Desarrollo llegan directamente a 536 mil 282 beneficiarios con una derrama económica de 7 mil 394 millones de pesos anuales en todo el estado de Chihuahua.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *