La columna Hipótesis de Acento Noticias

Morena, sin ideología -Mónica y Borruel, la prueba -Cabada premiado ante humillación -Prostitución ideológica

LOS MORENOS de ideología sólida se preguntan, qué está sucediendo en este Movimiento de Regeneración Nacional, cuando se buscan o acuden a liderazgos externos y hasta antagónicos en lo ideológico, para lanzar candidaturas.

O Morena no tiene con qué responder o de plano ponderan el poder por el poder y dejan a un lado el tema de la ideología, lo que resulta muy delicado, pero ciertamente ocurre en otros partidos, pero es igual es condenable.

Primero porque Morena asume en cualquier en campaña histórica, ser diferente, modificar los esquemas y paradigmas, lo que con todo respeto, como dicen los políticos en los hechos demuestran lo contrario y pareciera que los más importante en mantener y conservar el poder, le guste a quien le guste y le pese a quien le pese.

El posicionamiento es así, guste o no; se prostituyan en las ideologías o en nombre de ella, se tomen este tipo de decisiones, pero eso no es lo que prometió el gobierno de la esperanza y del bienestar.

De lo contrario va a suceder lo que ahora se presenta una CuartaT centralizada en el tema del dinero; con graves señalamiento de corrupción, con ataques y desaparición las instituciones y hasta para los norteños, el robo del agua.

EL CONTEXTO prolongado es para dar pie a la reciente incorporación de la regidora panista a las filas de Morena. Se trata de Mónica Borruel Macías, hija de Carlos Borruel Baquera.

La ultraderecha llega a Morena con Mónica Borruel y el partido hace como si no supiera la admite, pero en lo hipotético, le abre las puertas al papa de Mónica, es decir a el ex alcalde y ex candidato a gobernador, Carlos Borruel Baquera.

Morena en lo local niega que haya pláticas o negociaciones en ese sentido, en la aspiración ahora de Borruel por la alcaldía capitalina, después de que el PAN le negó la posibilidad de ir por la grande, pero ya sabemos que en esa negocio la dirigencia estatal del Profe. Martín Chaparro no mete las manos, de hecho en nada.

Borruel ha sostenido pláticas con el pre candidato a la gubernatura, Juan Carlos Loera de la Rosa para que vaya por la capital, pero ciertamente, también hay reuniones y acuerdos con el otro ex alcalde Marco Adán Quezada Martínez, quien muy al estilo de Reyes Baeza Terrazas, dejará que el agua llegue hasta el cuello, para tomar la decisión de salir de la alberca, ahogarse o que lo saquen.

POR SI fuera poco, el combatiente mayor en la frontera en contra de los partidos y lo que llamamos partidocracia, ahora resulta que los partidos no son tal malos, es más en su dicho son buenos, siempre y cuando sea Morena.

Por lo que ahora resulta que Cabada va por una diputación federal y en el primer lugar por la vía plurinominal. Obviamente no tenemos el resultado de la elección pero desde este momento, sin lugar a dudas el independiente Cabada ya es diputado y cierto por Morena.

Mario Delgado Carrillo, el dirigente nacional de Morena, en la lectura política le regresa el favor a Cabada, esa de haberse inscrito como candidato para la gubernatura para aderezar el caldo a Loera, es decir, para validarlo en el llamado fraude electoral.

Desgraciadamente el camino es demasiado corto y no habrá más para especulaciones y las que vengan: Morena sólo va por el poder y algunos o casi todos se prostituyen, el dinero, el poder y el control político estará a flor de piel, si es que la democracia real se impone.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *