Columna La fuente de La Opción de Chihuahua

#El peor evaluado del país #Marco vs Marco por la alcaldía #Compeán por la federal #Las maromas de mesta

FINALMENTE resultó ser Marco Quezada el triunfador de la encuesta para la alcaldía de Morena. Será justicia divina o más bien terrenal pero el ilustrísimo Carlos Marcelino Borruel Baquera quedó en la lona. Desde el principio se vieron señales, indicios, del resultado final del proceso interno del partido de la regeneración nacional. El Chanclas entró al local del nuevo partidazo con una inusual prisa, la cara roja y sin habla. En contraparte, Marco Quezada dio una entrevista a los medios de comunicación para informar que se sometería al escrutinio de la encuesta. Ya adentro, Martín Chaparro se colocó junto a Borruel, como para brindarle una especie de amparo político. El delegado Joserra, en cambio, puso a Marco y Obdulia de su lado, en un hábil movimiento que dejó entrever el anuncio. Así es la política, así son las cosas, se gana y se pierde, aunque como luego se dice, tanto las victorias como las derrotas son momentáneas o provisionales. Hay que aplaudir algo: morena no se dejó llevar por la tentación y puso enfrente un límite de moralidad, algo muy escaso pero importante en estos tiempos. Ahora será Marco verus Marco por la Presidencia Municipal de Chihuahua, sí señor.

ELISEO Compeán cumplirá su palabra de buscar la candidatura a la diputación federal por el quinto distrito. Así que, este mismo viernes, el acalde de Delicias pedirá licencia para separarse de su cargo y entrar a la competencia. Ya se ha comentado que será la quinta elección consecutiva de Eliseo, pues primero fue regidor, luego diputado local, dos veces alcalde y ahora irá por una curul federal. Su rival será Mario Mata, actualmente el diputado federal, que intentará reelegirse en esa curul. Será una interna de alcaldes delicienses, pues ambos han ocupado la alcaldía y les ha ido bien. Mario Mata se fue con Madero por razones naturales, como un gesto de agradecimiento por el trato que le dio el senador. Eliseo se mantuvo al lado de Maru Campos, en las buenas y en las malas, y no ocultó sus cartas ni las puso bajo la mesa. Como sea, será un duelo de ediles azules de gran magnitud, pues los dos saben por dónde corre el agua en el canal de riego que recorre todo el quinto distrito electoral federal. 

POBRE Luis Fernando Mesta Soulé, las maromas que debe echarse para apenas intentar la inútil defensa de su jefe. Por más que inventa, discurre, oculta, cuestiona y arguye, nadie cree sus palabras. Ciertamente, es difícil la labor del secretario de gobierno que debe caminar detrás de El Paisa para borrar de la arena los errores del titular. Agréguele las peripecias de La Barzonesa y sus amigos, pues lisa y llanamente aquello se convierte en una misión auténticamente imposible. Ya nadie le cree a Corral y menos aún le sigue, incluso se duda que él mismo hospede todavía rencor contra la maru, después de las macaneadas que le han propinado afuera y adentro de los tribunales. Pero Mesta Soulé sigue empecinado en defender un gobierno que ha sido derribado por el ímpetu popular. Las mentiras, la demagogia, las promesas incumplidas y la verborrea, sumadas a la frivolidad del gobierno y los nulos resultados, han ocasionado ese irreparable deterioro. Luis Fernando debe entender ahora a César Jáuregui Robles que pudo apenas saltar de la barca, quien sabe si a tiempo, pero si antes que se hundiera definitivamente. 

CORRAL es la decepción, es el gobernador peor evaluado del país, citó el delegado de Morena, José Ramón Enríquez. Y agregó que no será la opción, el partido acción nacional, en la elección de junio próximo. El estado y Ciudad Juárez, serán gobernados por el partido de la regeneración nacional, de acuerdo con las palabras de Joserra. Ciertamente, como dijo el senador Enríquez, El Paisita es el peor mandatario estatal de el país entero. Todas las encuestadoras afirman esto y, en el mejor de los casos, cuando son pagadas por palacio, le colocan en el penúltimo lugar de la lista. Apenas El Cuau, de Morelos, el otrora gran futbolista, amo y señor del balompié mexicano, está debajo de Corral. Lo digo como cirujano de los ojos -así se expresó literalmente el delegado de Morena- los chihuahuenses ya abrieron los ojos. Hay que reconocer una cosa: José Ramón Enríquez no teme a El Paisa y la suelta como va, sin pelos en la lengua ni lenguaje florido. Y eso cuenta. 

CRUZ y Loera contarán un larguísimo período de treinta días, es decir, todo el mes de marzo, para hacer acuerdos. Con la candidatura en la bolsa, el senador deberá hacer un convenio con el candidato a gobernador por Morena. Aquí aplica aquella vieja máxima de Artemio Iglesias, El Filósofo de Rubio, que decía a los rivales internos: no les pido que se quieran, nada más que se respeten. Así es que, es ése el trabajo que ambos deberán hacer para afianzar la labor de los morenos no solo en la frontera sino en toda la entidad. No serán los primeros ni los últimos políticos que tengan diferencias ni afuera ni adentro de los partidos políticos. Por lo pronto, en su declaración inicial, Cruz Pérez Cuéllar dijo que no solo es su deseo, sino su obligación, el ir al diálogo interno. Es la clásica operación cicatriz que producen las heridas cuando se toman decisiones difíciles. Juan Carlos Loera no estuvo presente en el destape porque andaba en un evento, así que le tocó aventarse el jale al delegado José Ramón Enríquez. 

LA VERDAD de las cosas, como se le ocurre a Jesús Mesta Fitzmaurice, preguntarle eso a la gente. El buen funcionario tuvo la ocurrencia de interrogar al ciudadano cibernauta sobre su propio futuro. Después de 5 años en gobierno, -cuestionó Mesta en la red del Linkedin- ustedes qué harían? Regresar a negocios familiares o buscar nuevos horizontes? La primera respuesta que aparece en la publicación es irrepetible debido al catálogo de normas morales de La Fuente impuestas por la Liga de la Decencia Chihuahuense. El Jefe de Gabinete del Gobierno del Estado acaba de recuperarse del coronavirus. Estuvo alrededor de tres semanas encerrado, alejado del bullicio y de la falsa sociedad, como diría Vicente Fernández. Así que su regreso a la tarea pública no fue muy bien recibido, que se diga, debido a la ocurrencia que seguramente debe haberle salido de manera muy espontánea. (La respuesta no puede ser publicada en este espacio, pero puede usted verla junto a este texto porque pudor el consejo editorial de La Opción de Chihuahua la consideró impúdica, inmoral, ilegal, alejada de las buenas costumbres y las buenas conciencias que deben imperar en nuestra sociedad). 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *