Columna La Fuente de la Opción

#Que expulsen a Corral del PAN #Por traidor y cobarde pide Villegas #La Manque se define #El mensaje de AMLO al caso Borruel

TRANQUILITA, tranquilita, La Manque la soltó, así muy a su estilo: es una persecución política. De esa forma disipó todas las dudas, probablemente razonables, sobre su postura en relación al conflicto con Maru Campos. Cierto, quienes la conocen y laboran en el municipio, no tenían dudas de la lealtad de Granados Trespalacios. Sin embargo, como que faltaba ese booster político para que se supiera en realidad de qué lado se encuentra. Ya saben que de palacio le tiraron varios buscapiés políticos para ver si mordía el anzuelo. Cafecito en la casa de cantera, diálogo con el gobernador del estado, calorcito de la secretaría general de gobierno, programas con inversión estatal y véngache para acá. Sin embargo, La Manque salió a medios este martes y mostró que sabe por dónde corre el agua aún en época de sequía. Así que, la alcaldesa interina, se aventó un diez: dijo que era una persecución, que no dudaba de la honorabilidad de la maru y que estaba pendiente que todo se llevara a cabo con absoluta legalidad. Oraleeeeeeee.

LISA y llanamente, el magistrado Luis Villegas Montes pidió la expulsión de Corral de las filas del Partido Acción Nacional. En este momento, dijo, deben correrlo del partido por traidor y por cobarde. Está fuera de orden y como ya se volvió loco, necesitamos alejarnos, como panistas de bien, sean hombres o mujeres. Triste, inédito e increíble, señaló Villegas Montes, que utilice la estructura del poder público para golpear a los candidatos de acción nacional. El magistrado, que alguna vez fue amigo del hoy Gobernador del estado, incluso que lo defendió en los tribunales electorales, consideró que no hay ya nada que hacer. Pesa más su orgullo y su soberbia, la bilis y la víscera, que la razón, manifestó el jurisconsulto. No hay nada qué hacer, sentenció.

EL CABALLO Lozoya andaba bufando de coraje por el audio de La Barzonesa Lucha Castro, en el cual pretendía imponerle la montura y y colocarle las riendas alrededor del cuello. Tanto tiempo de independiente, porque le pican de más las espuelas, para que alguien como la alucinante exconsejera ventile algo inexistente, pues no. El Caballín Lozoya ni siquiera ha hablado nunca jamás en persona con La Barzonesa y si acaso alguna vez hubo de por medio alguien que le mandó un mensaje de parte de ella. Pero de eso a que puedan trabajar en forma coordinada, aún cuando pudieran existir metas comunes, como derrocar a la maru, distan kilómetros de distancia. Así que desde el Alma Mía, Lozoya Santillán resoplaba de coraje y exigía que no le metieran en el mismo costal.

QUÉ raro anda Corral, en serio, dicen por allá en la alianza federalista cuando sesionaron en Nuevo León, por ejemplo. Es que, el mandatario -¿se fijaron?- se salió por peteneras de la rueda de prensa. O no quiso que le manchara el tizne de su gran amigo Cabeza de Vaca, o deseaba estar bien en palacio nacional, de donde salió la curva con lumbre que hoy tiene en jaque a la famosa alianza. Corral se levantó despichadamente del presidium cuando se ofrecía la rueda de prensa, regresó, se sentó unos segundos y luego volvió a esfumarse pero ya para no regresar. El Bronco Jaime Rodríguez, imagínense, tuvo que salir al quite y responder el tema de las mesas de seguridad, en la coordinación que debe existir entre estado y federación, cuando éste es un asunto eminentemente corralista. Algunos dicen que el fuego de la investigación contra Cabeza de Vaca podría rozarle y que por tal motivo decidió salirse del escenario sin hacer ruido, con tal de no irritar a Ya Sabes Quién. Como sea, Corral donde pone el ojo, falla la bala, así que ni como hacerle para que le salgan bien las cosas.

JORGE Ginther, dueño del equipo de futbol americano Caudlllos, anda como si hubiera ganado ya el campeonato y le hubieran colocado la corona como indiscutible triunfador de la liga. Pero no tanto por el aspecto deportivo, sino por el premiazo que dice cargar sobre sus hombros. Es que, asegura el empresario, tiene ya en la bolsa el proyecto para construir el mall en terrenos de la Universidad Autónoma de Chihuahua. Que ya amarró con el reptorzuelo de la mínima casa de estudios y que le dará para adelante a la construcción de ese centro comercial sobre un mínimo de 40 hectáreas, que verdaderamente son un mundo. Es más, hasta el lujo se ha dado Ghinter de platicar en público y en privado las características básicas del Uachi-Mall: en la planta baja, habrá centenares de locales comerciales; sobre el primer piso serán abiertos laboratorios, con los cuales se justificará el uso del predio, como si fuera para uso educativo; y encima, un lujoso hotel de varios pisos que atraerá el turismo regional y nacional, a decir de los inversionistas. El Uachi-Mall contará además con salas de cine, restaurantes y departamentos, que sin duda podrían redituar pingues ganancias a sus accionistas y consejeros. El único detalle es que esos terrenos fueron donados por el Ejido Nombre De Dios y que podría ser reversible el acto y regresar esas hectáreas a sus dueños originarios si no son usadas para el fin que fueron entregadas. Empero, según dicen, eso tiene sin cuidado a Luisito Fierro y Jorge Ghinter, que aseguran tener la bendición de palacio y del santísimo para materializar su lucrativo proyecto.

EL QUE tenga ojos y quiera ver, que vea, y el que tenga oídos y quiera oír, que oiga, reza la bíblica sentencia, que bien puede aplicar a la respuesta que dio Amlo sobre la precandidatura de Borruel. Así, literalmente, el presidente hizo un swing para defender los derechos de quienes son denunciados pero luego se fue a la sustancia al referir el tema de la intromisión del crimen organizado en las candidaturas a las presidencias municipales de los partidos políticos. Refirió la añeja práctica de financiar las campañas y exigir luego la jefatura de la policía, luego la de Obras Públicas y más adelante el mismo cargo de Presidente Municipal. Incluso, ofreció el presidente, a partir de ese señalamiento, el apoyo de la Guardia Nacional para proteger a los candidatos que no estén metidos en el ajo y reciban presiones de ese poder de facto. Por eso se dice, de acuerdo con la respuesta de López Obrador, que el que tenga ojos y quiera ver, que vea, y el que tenga oídos y quiera oír, que oiga. ¿O no es cierto esto?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *